“Trabajar en Grupo Parisien me ha permitido dedicar tiempo a mis hijos”

Cristiana Amelia de la Cruz comenzó a trabajar en Grupo Parisien tras cerrar su propio negocio de mensajería. Un cambio que afirma que le permitió dedicar más tiempo a sus hijos y especializarse en una profesión que apenas conocía. Afirma que una de las claves de su trabajo es lograr excelentes resultados sin que se note la presencia del operario, sobre todo cuando le requieren en un comercio en horario de apertura al público. Ha querido compartir con nosotros un consejo para dejar la mampara del baño como nueva.

 

 ¿Cómo recuerdas tus inicios en Grupo Parisien?

Comencé a trabajar por un familiar, hace seis años, y fue como una prueba para mí, ya que nunca había desempeñado esta labor de manera profesional. Anteriormente, había trabajado en el servicio de catering de un hospital en Torrevieja y luego abrí mi negocio de mensajería. Hacía sobre todo tareas administrativas, así que supuso un gran cambio. Aquí me enseñaron a hacer limpieza de naves, pisos, hoteles, parkings, obras, incendios,… Lo mejor es que podía dedicar tiempo a mis hijos.

 

¿Qué funciones realizas?

Mi oficio es de cristalera pero puntualmente hago limpieza especializada. En ocasiones, ejerzo de encargada de hasta 6 u 8 personas.

 

¿Cuáles han sido tus mayores retos en la empresa?

Yo tengo el carnet de manipulación de plataformas elevadoras y lo que más me ha impactado es la primera vez que me subí a una. Era una altura de un segundo piso y tenía que manejar la pértiga y en algunas zonas el mocho para limpiar las paredes. Fue en una nave industrial y había que ir trabajando en horizontal, bajando y desplazando la plataforma. Mover la máquina era complicado también al principio.

Otro de los trabajos más espectaculares que he hecho fue en un piso sin cristales en las ventanas, que llevaba 10 años cerrado. Estaba en la planta 22 y las palomas se habían adueñado totalmente de él. Aunque habían recogido gran parte de residuos, tuvimos que hacer la limpieza con mascarilla y salir a respirar de cuando en cuando. El suelo era de mármol y nos costó bastante tratarlo pero la diferencia fue notable.

 

Cristiana de la Cruz, cristalera en Grupo Parisien 

 

¿Qué te da más satisfacción al terminar un trabajo?

Que el cliente quede contento. A veces han llamado para felicitarme o pedido que hiciera yo un servicio. En los negocios de atención al público, como en hostelería, valoran que no rompas su ritmo de trabajo. Justo hoy me han felicitado de una sucursal bancaria porque en una semana he logrado recuperar un suelo afectado por humedad.

 

¿Eres detallista con algo de tu trabajo en concreto?

Con la nevera. Especialmente, con la suciedad de las juntas de goma de la puerta. Suelo envolver un cuchillo u otro objeto fino en una bayeta y limpiarlas con cuidado. Tampoco soporto los grifos sin secar.

 

¿Qué cosas son importantes para ti en tu vida?

Mis hijos y la familia. Me gusta mucho la piscina, voy dos veces a la semana en invierno y me da mucha energía. De hecho, me gustaría dar un paso más y aprender submarinismo para disfrutar del fondo marino.

 

¿Y qué valoras de las relaciones laborales?

El respeto y la educación. También creo que es algo fundamental en el trato con el cliente, junto a la puntualidad.

 

Cristiana De la Cruz, técnico de limpieza de Grupo Parisien

Por último, ¿nos podrías dar un consejo de limpieza?

Cuando se acumula mucha cal en la mampara de ducha, me funciona poner un poco de lavavajillas suave y vinagre con un estropajo que no raye. Deja perfecto el cristal templado y el metacrilato.

 

 

 

 

 

 

admin_grupoParisien
Share
This