Desinfección e higienización

Desinfección e higienización de instalaciones Supermercados Grupo Parisien

Una instalación de alimentos es cualquier instalación que prepare, almacene, empaque o sirva alimentos consumibles, y puede incluir restaurantes, centros de distribución, plantas de envasado de carne y más. Estas instalaciones tienen la responsabilidad de proteger a las personas que consumen sus productos. La desinfección e higienización adecuada previene la propagación de bacterias y reduce la posibilidad de que los consumidores contraigan una enfermedad transmitida por los alimentos potencialmente mortal o debilitante.

 

¿Desinfectar o no?

Los empleados que son responsables de la limpieza deben comprender la diferencia entre desinfectar y desinfectar, y cómo desinfectar adecuadamente las superficies. Los desinfectantes y desinfectantes no son intercambiables y están diseñados para propósitos muy diferentes. La desinfección está destinada a destruir o desactivar de forma irreversible todos los hongos y bacterias infecciosos, pero la desinfección no mata las esporas en superficies duras o inanimadas. Los desinfectantes no están destinados a matar todos los microorganismos, sino que reducen la cantidad de microorganismos a un nivel seguro. En algunos casos, se pueden usar desinfectantes para desactivar virus en las superficies, mientras que los desinfectantes no se pueden usar para eliminar virus.

Los desinfectantes tienen un nivel más bajo de eficacia antimicrobiana que los desinfectantes y son seguros para usar en superficies de alimentos. En general, cualquier superficie que entre en contacto con los alimentos debe ser desinfectada. Cualquier desinfectante utilizado debe ser aprobado para su uso en la superficie y no debe ser corrosivo.

La limpieza, desinfección e higienización de los pisos y otros servicios de saneamiento de superficies que no están en contacto con alimentos también deben tener un proceso de control microbiano para reducir el riesgo de contaminación cruzada de dichas superficies.

Es importante que las instalaciones de alimentos utilicen los agentes antimicrobianos apropiados. Cuando se usan desinfectantes en las superficies donde deben usarse desinfectantes, las instalaciones de alimentos corren el riesgo de contaminar los alimentos con agentes antimicrobianos.

 

Seleccionando un desinfectante

Al seleccionar un desinfectante, es importante elegir un producto que esté avalado. Revise la etiqueta para asegurarse de que el desinfectante sea efectivo contra los organismos en cuestión. También es crucial que el desinfectante sea compatible con el equipo que se está desinfectando. Por ejemplo, si una superficie es de aluminio o hierro fundido, un desinfectante con cloro puede no ser adecuado, ya que puede causar corrosión.

También se recomienda seleccionar un sistema de dosificación simple y seguro para usar con el desinfectante para evitar el contacto de los empleados con productos químicos concentrados y garantizar que el desinfectante se diluya correctamente cada vez. Trabajar con proveedores de productos químicos con conocimientos es valioso cuando se seleccionan desinfectantes porque pueden brindar recomendaciones, aclarar qué hará o no el desinfectante y ofrecer capacitación.

 

Usando un desinfectante

Los empleados deben recibir capacitación para evitar las consecuencias asociadas con el saneamiento inadecuado. El saneamiento inadecuado puede hacer que los alimentos procesados ​​o preparados dentro de una instalación se contaminen con microorganismos no deseados. Esto podría significar el contacto con organismos que causan deterioro y que hacen que los alimentos tengan una vida útil más corta o sabores y olores defectuosos. La contaminación cruzada también puede hacer que los alimentos entren en contacto con organismos patógenos que pueden provocar enfermedades y, en casos graves, la muerte.

Si parece que un desinfectante no funciona correctamente, es probable que el proceso de limpieza y enjuague que precede al paso de desinfección sea inadecuado. Los productos químicos de limpieza que no se enjuagan de la superficie pueden inactivar algunos desinfectantes de uso común. Un empleado que no ha recibido la capacitación adecuada puede verse tentado a usar un desinfectante “adicional” para asegurarse de que se eliminen las bacterias. Desafortunadamente, el uso de desinfectante adicional es un desperdicio, puede ser peligroso de usar, puede dañar los sistemas de agua o de desagüe, y puede ser un mal uso del desinfectante, que viola la ley federal. La limpieza suficiente combinada con la concentración recomendada de desinfectante será efectiva para desinfectar la instalación.

También es importante tener en cuenta que la frecuencia de desinfección de la superficie varía. Las superficies no refrigeradas deben limpiarse y desinfectarse al menos cada cuatro horas. Se puede necesitar una limpieza y desinfección más frecuentes dependiendo de qué alimentos se procesan y si hay cambios de un alimento a otro. Una superficie de contacto con alimentos debe exponerse al desinfectante durante al menos 60 segundos antes de permitir que drene por completo y se seque al aire. Gran parte del equipo utilizado durante el procesamiento y la preparación de los alimentos es complejo y puede ser necesario desarmarlo para su limpieza. Dicho equipo se debe desarmar de acuerdo con las instrucciones del fabricante y luego limpiarse, enjuagarse y desinfectarse. Después de permitir que las piezas se sequen al aire, el equipo se debe volver a montar y volver a desinfectar después del ensamblaje. El equipo debe secarse completamente al aire antes de ser usado para procesar alimentos nuevamente.

 

Protección general

Los alimentos contaminados pueden resultar en retiros costosos, publicidad negativa y pérdida de negocios. A veces es imposible que una empresa se recupere completamente de estas consecuencias. Por lo tanto, es importante que cada instalación de alimentos mantenga los más altos estándares de limpieza y saneamiento para preservar la reputación de la marca. Comprender la diferencia entre desinfección y desinfección, y las mejores prácticas para seleccionar y usar desinfectantes, protege a los empleados, clientes y la reputación de la marca al reducir el riesgo de brotes potencialmente mortales.

Artículo Original: www.foodqualityandsafety.com / The Basics of Sanitation for Any Food Facility

 

Grupo Parisien es su proveedor de servicios de limpieza en Alicante, Valencia y Murcia.

admin_grupoParisien
Share
This